post it!

28 Feb

En el campamento de orientación en el que participamos los seleccionados españoles para las becas CMU en junio, nerviosos, emocionados y un poco asustados, recuerdo que en algún momento nos contaron que a veces ayudaba mucho tener pequeñas notas que dieran mensajes de ánimo para no caer en la desesperación antes de un examen, evitar ataques severos de melancolía y encontrar fuerzas para preparar la presentación de Español. Por aquel momento pensé que era algo un tanto cursi, una técnica sacada de manuales de auto-ayuda malos que acabaría con el espejo del baño lleno de corazones rosas en los que dijera “Te quiero, Lea”, “Tú puedes, Lea”, “Creo en ti, Lea”, etc, etc.

Sin embargo, me he dado cuenta de mi opinión era un poco precipitada y en realidad no tenía ni idea por aquel entonces de cómo es vivir en un Colegio del Mundo Unido.

Es cierto que aquí todo lo que nos hemos traído de casa, postales, libros, fotos, cartas, pósters, tonterías, un jersey, una camisa, una taza, incluso un cubo de caldo de pollo, tiene muchísimo más valor y es difícil encontrar un rincón en el campus en el que no haya al menos un post-it con una cita o un texto que en algunos casos puede parecer cursi, pero que sienta bien. Necesitamos algo reconfortante en lo que posar los ojos entre un texto sobre Lenin y su Tésis de Abril, y un problema de matemáticas.

De momento, tengo pegado a la escalera, a mi derecha según estoy sentada en el escritorio (tengo que hacer un pequeño esfuerzo para verlas), dos notas recordándome básicamente que tengo que estudiar, que este semestre acaba con los exámenes del primer año, pero que tampoco me estrese demasiado, y que confíe en mi ideas y principios. Un poco obvio, pero no tan sencillo en algunos momentos.

Justo enfrente de mí hay cuatro o cinco notas más abstractas y poéticas, pegadas encima de la guirnalda de leones, que me vigilan con los ojos cerrados. Hasta el momento, la colección consta de dos recordatorios (mi turno de socorrista en la piscina los sábados por la tarde, y de cartera real el día seis de cada ciclo) y tres citas: La fortuna sonríe a los audaces, de Virgilio, Los cuervos vuelan en bandadas, sólo el águila vuela sola, de la película Más allá del silencio, y Llaneza, muchacha, no te encumbres, que toda afectación es mala, un consejo del mismísimo Don Quijote de la Mancha. Esta última es aportación de Juanjo, y andaba buscando otra frase que también le gusta decir cuando la situación parece apropiada, me encontré con el poema que os dejo a continuación. La frase era Todo… es nada, y es interesante, porque al principio me parecía bastante pesimista y que sonaba a decepción, pero ahora la encuentro cierta e incluso reconfortante, sin connotaciones negativas, porque, al fin y al cabo, todo… es nada… ¿y qué?

Aquí os dejo el poema:

VIDA

A Paula Romero

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

José Hierro

Ahora también estoy pasando más tiempo con Meta, mi coaño de Alemania, con la que tengo conversaciones filosóficas, doy paseos en a isla, disfrutando de un tiempo un poco más templado, que permite sentarse encima del abrigo en el pequeño embarcadero y quedarse mirando el fiordo, y nos leemos mutuamente Petterson & Findus, uno de nuestros libros de infancia. Por eso precisamente, Meta es en sí misma algo reconfortante en lo que posar los ojos. Por todo lo que compartimos, nuestra “alemanidad” y nuestra “no alemanidad”, el idioma y mucho más que eso. Me siento más identificada con ella que con cualquiera de los latinos, porque supongo que por muy diferentes que sean los alemanes de los españoles, siguen siendo europeos, y por mucho que me esfuerze, me falta la chispa latina. De todas formas, no la cambiaría por mi humor alemán. Vamos, que estoy contenta. Y es obvio que no hace falta der parecidos para caerse bien, que porque Samuel vaya por ahí bailando salsa mientras que a mí me haga más gracia cantar a Elvis Presley o Johnny Cash, no somos menos amigos. Pero hay que reconocer que pasar tiempo con una persona que parece la hermana de Pippi Calzaslargas que tiene en su esquina diez de mis libros favoritos, leídos cuando tenía 8, 10, 12, 14 años y ahora con 16 otra vez, con postales, cuentos, ideas, sueños, opiniones, expresiones, bromas, películas que te gustan, conoces y te hacen sentir en casa…

Un beso desde el soleado pueblo de Flekke, un día de buen humor.

Die Maus, un personaje de dibujos animados de una cadena de televisión alemana

4 comentarios to “post it!”

  1. MCK 28/02/2011 a 9:03 pm #

    Lo de “todo, es nada” también es del Quijote. Te lo buscaré. No sé si se puede llamar optimista al pensamiento. Más bien lo etiquetaría de epicúreo (entendido de forma pedestre, que es como yo sé la filosofía). Ciao, guapa.

    • Lea im Netz 28/02/2011 a 9:06 pm #

      hehehe ya sé yo como picar a mi padre para que me deje comentarios en el blog…. sólo hay que hablar de literatura española y entra al trapo que da gusto!

  2. MCK 28/02/2011 a 10:14 pm #

    En realidad es que me ha dado envidia asquerosa pensar en vosotras dos leyendo a Petersson y Findus a la orilla del Fjord: lo reconozco. Tengo que hacerme rico cuanto antes…. y entonces leeré yo también P y F (y Pippi Langstrumpf,….) a la orilla del Ebro, o del pantano, o del Cantábrico, cuando me dé la gana.
    Por cierto “Lea, te queremos” “Lea, tu puedes” “A por ello” “Creemos en ti”, de verdad.
    Y para finalizar, deber incorporar a tu repertorio a Pete Seeger para redondear tu éxito en lo musical. Y si además …., bueno lo dejo.

  3. dianalaurencich 28/02/2011 a 10:51 pm #

    pues qué bueno que haya picado Juanjo!!! y cómo sabés vivir y moverte a pesar de tu cortísima edad…a veces me deja flipando.
    La sensación que cuentas es tan parecida a la que una marmota como la que escribe, con muchos años más, siente tan a menudo…y no por tener que estudiar a Lenin, ni por mate…no, por la vida misma, que es todo y nada a la vez, y que se me ocurre decirte tantas cosas como salta y aparecerá la red o relájate y goza que todo lo que suceda siempre te servirá de algo, o no sé..tanta cosa que se me ocurre para darte ánimos y al mismo tiempo decir, no pasa nada, no sos un exámen bien dado ni la mejor puntuación, sos lo único que existe en el universo que viva lo que vos. Así que a vivir. A disfrutar, todo pasa y de pronto ya estás afuera de ese colegio y ya tienes una carrera por detrás y te acuerdas del que bailaba salsa, o de meter los pies en el agua del fiordo, el olor de tu habitación en el campus y todo , todo Lea, ha quedado en un tiempo pasado, en un tiempo lejano, del que sólo te acuerdas de tanto en tanto, pero lo vivido, lo vivido hace una mezcla en tu piel y tu pelo, tus tripas y tu corazón que eso es lo que te distinguirá por siempre, recuerdes o no el 2010 ni el 2011…lo vivido Lea empapa el alma como la más tenue llovizna de primavera, esa que levanta el ozono y que hace un remolino en la nariz durante toda nuestra existencia.
    Seguí a tu corazón Lea, jamás te vas a arrepentir! Y fuerza, cuando cae el ánimo, eso también pasa…
    un abrazo desde esta punta del mundo a la otra punta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: