blood is on the dancefloor

12 Feb

Ingilín, vícitma de un violador

Karolina, drogadicta

“I was just cutting some butter and then my finger disappeared… Where is my finger?!” – Kathrine

La desgracia ha golpeado con mano dura el pequeño y normalmente apacible campus a las orillas del fiordo noruego. Durante toda esta semana los habitantes del Red Cross United World College han sufrido una tragedia detrás de otra en forma de innumerable, insólitos e inexplicables accidentes, aparentemente sin ningún tipo de relación entre ellos. Así podemos relatar por ejemplo de una terrible situación en la habitación 101 de Denmark House, en la que una de sus habitantes fue violada en el baño, acto que fue interrumpido por el ataque del novio vengativo, que apuñaló al violador e hirió accidentalmente a otra de las compañeras de habitación, mientas una tercera se drogaba en su cama y la cuarta sembraba el pánico gritando histérica. La gravedad del acontecimiento sólo se pudo comparar a la de los eventos ocurridos esa misma noche en la cocina del Hoegh, donde corrió sangre a raudales y los gritos de dolor hacían temblar los vasos en la estanería, y no sin razón: un dedo amputado, una quemadura de tercer grado en la cara y una conmoción cerebral fueron sólo algunos de los resultados de simples descuidos en teoría sin importancia. El día siguiente quedó marcado en la memoria de todos por la desafortunada electrocución de varios estudiantes en la lavandería y por la excursión de un grupo de amigos que empezó como una aventura emocionante y no podría haber acabado peor, pues en lo oscuro del bosque perdieron a uno de los participantes, que fue por suerte encontrado, cuando ya sufría una grave hipotermia, una chica se dio con una rama en el ojo izquierdo, sacándolo de la cuenca, y un tercer elemento caía por un hueco en una ruina y se rompía la cadera. Al mismo tiempo, como más tarde nos fue relatado, una bicicleta conducida por un inconsciente como se pueden encontrar en cualquier parte del mundo, atropelló a varios viandantes, causando, entre otros daños, una fractura de tibia y una lesión de médula espinal. Pero a pesar de todas estas malas noticias, el robo a mano armada de Flekke-shop el jueves, que dejó a una víctima con herida de bala en el pecho y un hombro dislocado, y la confusa escena que se presentó en la piscina del centro de rehabilitación, en la que una persona tuvo que ser rescatada después de sufrir una conmoción cerebral mientras usaba el tobogán acuático, siguieron causando conmoción.

Ragna, decorada con una quemadura grave

Sin embargo, el equipo de investigación de esta redacción, demostrando una vez más la excelente calidad de su trabajo, nos pudo proporcionar una lista de factores comunes a todos los crímenes o accidentes y que quizá nos ayuden a esclarecer los motivos ocultos de de esta avalancha de víctimas. Entre ellos se encuentran la casi inmediata presencia de un equipo serbio de primeros auxilios, que llega pocos segundos después de que se produzca el drama, como llamados por un testigo oculto y observados atentamente por unos tipos extraños con gorras decoradas con cruces rojas. Además, después de que las víctimas hubieran sido atendidas y sonaba un silbato misteriosamente, como por obra de un milagro todas se levantaban, sin importar que hace algunos segundos se hubieran estado retorciendo en el suelo con un ataque epiléptico o hubieran perdido tres litros de sangre y un dedo, y se comenzaban a quitar las vendas y los cabestrillos. EL tono normal de la piel aparecía debajo de los moratones talla XXL después de frotarlos un par de veces y la sangre paraba de fluir. En la espuma de la boca se descubría un sabor a pasta de dientes y el hueso que salía de la pierna resultaba estar pegado con cera.

El equipo en acción

Vamos, creo que si decimos que estábamos participando en los escenarios de entrenamiento para el Equipo Nacional de Primeros Auxilios de Serbia, cuatro veces campeones de Europa, no estaríamos muy equivocados. Ha sido muy, muy divertido dejarse maquillar por Michael y observar el despliege de pastas blancas, rojas, moradas, la sangre artificial, los huesos falsos, la cera para hacer heridas, trozos de cristal, jeringuillas, etc, etc., etc. Ha sido el perfecto complemento para el curso intensivo de primeros auxilios que tuvimos hace semana y media, en el que durante dos días participamos en los talleres que dieron los segundos años que forman el equipo de primeros auxilios del colegio. Fue bastante interesante y en ocasiones incluso gracioso, cuando entrábamos en cada taller y nos encontrábamos con gente que sufría de los dolores y heridas más diversas, y nosotros teníamos que adivinar de qué padecían y tratarlos lo mejor que pudiéramos. La verdad es que me parece que aprovechamos bien el tiempo y cubrimos un montón de posibles casos: desde el vendaje de huesos rotos, hombros dislocados o hemorragias hasta la hipotermia o la borrachera, pasando por asma, epilepsia, quemaduras y la reanimación cardiopulmonar. Lo único que arruinó un poco la diversión fue el ánimo competitivo que se respiraba entre algunos: el interés que mostrabas en los talleres, tus habilidades en el escenario final, que hacía un poco de prueba, y la puntuación obtenida en el test, además de nuestra participación en las simulaciones para los serbio, son los factores que se tendrá en cuenta a la hora de seleccionar a los alumnos que podrán entrar en el equipo del colegio. Somos más de la mitad, quizá alrededor de setenta, los que queremos ser parte de él, y sólo hay veinticinco plazas… Pero es comprensible que la gente se mate por levantar la mano y contestar preguntas y hablar con David, uno de los profesores de Biología y líder de la actividad, ya que se trata de un programa de entrenamiento muy bueno, con mucha práctica en simulaciones y en la vida real, ya que los miembros del equipo son los que atienden a los demás cuando ocurre algo en el campus, un intercambio de formación por servicio que me parece muy buena idea. Ya veremos qué pasa…

Vaya una… tanta foto, tanta foto, y gente desangrándose alrededor. Aunque bien pensado, de mí se puede decir lo mismo…

Hendrik, con un cristal clavado en el brazo

“El otro día estaba estudiando y se me cayó el ojo. Bienvenidos al IB” – Claudia

Os dejo con cuatro grandes canciones, cada una a su manera, con una utilidad práctica: ambas tienen de cien a ciento trece pulsaciones por minuto, el ritmo al que hay que hacer las compresiones en la reanimación cardiopulmonar. No es de extrañar que ese taller en particular tuviera mucho ambiente…

Sin embargo, tengan en cuenta que esto no es un consejo médico…

4 comentarios to “blood is on the dancefloor”

  1. andrea milde 14/02/2011 a 8:11 am #

    Y nosotros pensando que te habíamos mandado a pedacito del mundo tranquilo y seguro. Hay que ver como una se puede equivocar. Menos mal que no había que lamentar bajas en estos días. Por cierto, impresionante la puesta en escena. Creo que practicaré con Cecilia. Besos

    • Lea im Netz 14/02/2011 a 8:52 am #

      Y que lo digas: al final con tanta sangre y moratones empezábamos a sentir un mareo y leve dolor hipocondríaco. No me extraña, cuando ves tu propio dedo cortado en la mesa delante de tí…

      En mi opinión, aunque Cecilia es una de mis canciones preferidas, entiendo que Staying alive es mucho más apropiada, porque la letra (Cecilia, you are breaking my heart…) puede tener un efecto negativo en el subconsciente del inconsciente…

      • andrea milde 14/02/2011 a 7:22 pm #

        Si,de acuerdo, pero la “estética paquetera” de los BG también, quizá en el inconciente subconciente….

  2. Noelia 14/02/2011 a 6:51 pm #

    Hola Lea! Soy Noelia de Reinosa, Pregunté por tí a tu madre y me enamoró todo lo que me contó y por lo que puedo ver aquí estaba en lo cierto.
    Es maravilloso!(como tú) Me alegro muchísimo por tí.Se que esto es precisamente lo tu te mereces y pese a que será duro en muchas ocasiones, piensa que todo pasa rapidísimo y merece la pena.
    Mucha suerte.
    Un fuerte abrazo.
    Noe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: