una invitación

11 Ene

 

New Year’s Prom at the Dale Sports Centre
Saturday the 15th of january 20.00-01.00

 

 

Dear all,

On behalf of the RCNUWC Student Council and the Dale VGS Student Council, I am pleased to invite you all to a formal party on Saturday the 15th of January in the Dale Sports Centre to celebrate the new year. The event lasts from 20.00 to 01.00 and transport will be provided by the school both ways.

There will be a short seated dining with food and drinks are sponsored by a grocery in Dale. Shortly after, live dance music and social games will take over. The dress code will be a formal one similar to those you see at the proms in American movies: shirts for the boys and dresses for the girls. (For more information on this point, contact any American on campus.)

[…]

Esta invitación enviada por el Consejo Escolar me la he encontrado en mi bandeja de entrada del correo del colegio esta tarde, y por supuesto,gran parte del campus está emocionado con la posibilidad de ir a cualquier cosa parecida a una fiesta.

Sin embargo, yo la he leído conun escepticismo creciente… ¿me lo tomo demasiado en serio? ¿A vosotros os llama la atención algo? Porque a mí, no sé por qué, me irrita algo… El baile, que parece una recreación perfecta de un baile de Navidad de un instituto americano (ya véis que para cualquier duda sobre la etiqueta, contactemos a un americano en el campus), está pensado para que socialicemos con los chicos de nuestra edad de Dale, algo que en principio es una muy buena idea, ¿no? Pero no me convence del todo. Por los comentarios de segundos que he escuchado en la cena, bastante desinteresados sobre los chicos de Dale, que por lo visto son todos unos borrachos y pegajosos (¿puede ser cierto? quizá sí, quizá no…), nadie tiene mucha intención de socializar con los “nativos”. ¿No estamos entonces usando un evento al que nos han invitado para divertirnos nosotros, salir una noche del campus, variar un poco y dejar que cada uno vaya “por su lado”?

La tentación de quedarme en casita y hacer algo productivo es casi irresistible, sobretodo en un fin de semana de por sí cargado de actividades. Nuestra amiga Annette me ha mandado un documental sobre un projecto de la bailarina y coreógrafa Pina Bausch en el que trabaja con jóvenes de Wuppertal, que bailan una de sus creaciones; me apetece muchísimo verlo. Pero he decidido (a medias) que iré. Iré con mi mejor talante y ánimo de socializar, para comprobar aliviada que todo eran tonterías mías y en realidad es muy fácil mezclarse y conocerse, o para utilizarlo como un estudio sociológico del comportamiento de estudiantes UWC fuera de su hábitat natural e interactuando con otra especie. ¿Valdrá la pena? ¿Debería negarme por principios porque las chicas no podemos llevar pantalones? ¿Eso es normal? ¿Debería aparecer allí con mis preciosos pantalones de Desigual? Como véis, estoy confusa y llena de dudas…

En caso de que no cambie de opinión hasta el 15 de enero, no esperéis señales de vida. Para se parezca “a los bailes que se ven en cualquier película americana”, tengo sólo cuatro días para organizarlo todo: dejarme crecer el pelo y teñírmelo, para tener una melena rubia, comprarme zapatos de tacón de medio metro y un vestido cuanto más corto y ajustado mejor y que, por favor, no sea de Pippi Calzaslargas, y conseguir que suene una canción pop cuando me baje de la limusina. ¡Eso sin contar con que todavía me tengo que buscar a un chico alto, moreno y jugador de fútbol americano que me saque a bailar!

Bye-bye, darlings!

6 comentarios to “una invitación”

  1. Toñi 11/01/2011 a 10:11 pm #

    Hola Lea, uff, lo de los tacones no te lo recomiendo yo llevaría zapatos como bar-quitas a mejor estilo Pippi, y por supuesto el vestido que llevas de la misma niña, porque me encanta, romperías, está claro.
    Me acuerdo que cuando tenía 17 años, fui a una fiesta en Calatayud y teníamos que ir con vestido de noche, por supuesto lo pedí prestado ya que a esa edad pocos vestidos tenía de ese estilo, pues en mitad del baile saltó una hombrera por los aires, (imagínate,en esos años se llevaban las hombreras de tamaño igual que las alas de un boing), en fin, lo que eché de menos fue mis deportivas y vaqueros para bailar, bailar. Un beso guapetona y espero que te lo pases genial.

  2. MCK 11/01/2011 a 10:13 pm #

    Hoy no digo nada, pero te mando una lluvia de ideas

    Después de verlo y oirlo puedes buscar la misma canción cantada por Gloria Jones (pronúnciese yons, para los que estudian inglés),
    que es, de las miles de versiones que hay de esta canción, la buena. Gute Nacht

  3. isa 12/01/2011 a 1:06 am #

    Haz lo que te pida el cuerpo, y si decides ir al baile, yo te sugiero que rompas con tus pantalones de desigual que me encantan.
    bss

  4. Marta 12/01/2011 a 1:54 pm #

    No te voy a recomendar nada, pero si yo fuera tú y estuviera en Flekke un 15 de enero de fiesta…
    Llevaría unos preciosos pantalones de Desigual, el pelo cortito y natural, y poco maquillaje, a ser posible nada.
    Si lo que han intentado ha sido que encuentres a tu príncipe azul ideal, (nunca entenderé porqué azul), déjale a él que te sorprenda. Aunque no sea moreno y jugadord de béisbol no tiene porqué tener desperdicio…
    Seguro que hay otros estilos que valen la pena jajaja
    Cuánta ironía porfavor!
    Quiero fotos de la fiesta, porque pos supuesto irás!
    Marta🙂

  5. Luis 13/01/2011 a 3:17 pm #

    Entre la famosa frase por la que (desgraciadamente) será recordado Fernán Gómez y seguir al pie de la letra inglesa la recomendación americana en casa nórdica, seguro que hay un término medio, incluso uno medio bueno.

  6. andrea milde 15/01/2011 a 10:59 pm #

    Bueno, no voy a hacer ningún comentario a esta entrada, porque si lo hiciera, me preguntaría primero ¿qué diabolos significa “formal”?, y luego me preguntaría ¿y en Noruega no hay una “formalidad” autóctona?, y después me preguntaría ¿Siendo le colegio uno del mundo unido, sólo se puede ser “formal” a la americana?, y claro, por último me preguntaría si las chicas sólo pueden ser “formales” cuando visten “dresses”.

    En fin, menos mal que he decidido no hacer ningún comentario, porque igual estoy sacando las cosas de su contexto…. Justo ahora estaréis en lo mejor de la fiesta, porque supongo que habrás ido. Así que ya nos contarás qué tal. Y no dejes de ver lo de Pina Bausch, adoro a esta mujer!!!!

    Del diccionario de la RAE (Me preocupa el primer punto)

    formal (Del lat. formālis).

    1. adj. Perteneciente o relativo a la forma, por contraposición a esencial.

    2. adj. Que tiene formalidad.

    3. adj. Dicho de una persona: Seria, amiga de la verdad y enemiga de chanzas.

    4. adj. Expreso, preciso, determinado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: